¿Quién no ha remado alguna vez en las barcas del Retiro? El Estanque lleva acercando Madrid al mar desde tiempos de Felipe II. En la actualidad, con sus 37.240 metros cuadrados de superficie, el Estanque es un gran lago artificial poblado por carpas y surcado por lanchas de alquiler y un barco turístico propulsado por energía solar.

Desde el siglo XVI al XIX el Estanque del Retiro fue utilizado como lugar de recreo de reyes y cortesanos, que navegaban a bordo de lujosas góndolas. Allí se representaron obras de Calderón de la Barca, sobre una isla artificial hoy desaparecida, y se escenificaban incluso batallas navales, conocidas como “naumaquias”, para regocijo de los monarcas y de ilustres visitantes extranjeros que quedaban maravillados con el espectáculo.

A mediados del XIX el Retiro pasa a ser propiedad del pueblo de Madrid. Las barcas de remos sustituyen a carabelas y góndolas reales. En 1867, cuando se inaugura el embarcadero popular, las barcas de primera clase se alquilaban a 5 reales. Las de segunda, a un real. Las “góndolas”, como se las llamaban entonces, eran conducidas por un marinero.

El Estanque está hoy presidido por el monumento a Alfonso XII. Fue inaugurado en 1922 por su hijo, Alfonso XIII. Es obra de un arquitecto catalán, José Grasés Riera, aunque también participaron los mejores escultores de la época. Mariano Benlliure es el autor de la estatua del rey a caballo.

Con sus 37.240 metros cuadrados de superficie, el Estanque es un gran lago artificial poblado por carpas y surcado por lanchas de alquiler y un barco turístico propulsado por energía solar. Una depuradora se encarga de limpiar sus aguas, que son vigiladas constantemente para garantizar su salubridad. La profundidad no pasa de 1,81 metros.

John Wayne en el Retiro

Johnwayne

En 1963 los madrileños asistieron atónitos al rodaje de “El fabuloso mundo del circo”. La carpa circense se instaló en el Estanque del Retiro, que fue desecado para que se lucieran ante las cámaras estrellas de Hollywood como John Wayne, Rita Hayworth y Claudia Cardinale. No es la única película rodada en el parque. José Luis Garci ambientó en el Retiro dos de sus películas, “Tíovivo c. 1950” y “Sherlock & Holmes. Madrid Days”.

© RETIROMANÍA by BdR comunicación