Andrzej Wroblewski en el Palacio de Velázquez del Retiro

Una vida corta, pero intensa y dramática. El resultado, una obra fabulosa que nos invita a querer saber más de este pintor polaco, gran desconocido en España, testigo de una época convulsa (1927-1957) en Polonia y en Europa. La exposición que ha organizado el Museo Reina Sofía en el Palacio de Velázquez nos muestra el Verso y Reverso de Andrzej Wróblewski, el genio de Cracovia.

El 23 de marzo de 1957 moría a los 29 años escalando los montes Tatras, en los Cárpatos. Desapareció en un paraíso cuando su vida, como la de tantos millones de polacos, había sido un infierno. Nació en 1927 Vilna (capital de Lituania) en una familia de intelectuales y artistas. Sobrevivió a las invasiones nazi y soviética y, tras la Segunda Guerra Mundial, se instaló con su familia en Cracovia, donde pudo estudiar Bellas Artes.

En esos escasos doce años de vida tras la guerra, a Wróblewski le dio tiempo para dejar a la posteridad una obra de 200 pinturas y un millar de dibujos. Buena parte de ese legado puede admirarse estos días, hasta el 28 de febrero, en el Palacio de Velázquez.

Desde la abstracción y el geometrismo al arte figurativo, terminando en el realismo socialista, la obra del joven Wróblewski no deja indiferente al visitante. Su obra, como la vida, tiene un anverso y un reverso. Cuadros de gran fuerza y expresividad que muestran desde los horrores de la guerra a la delicadeza de la maternidad y la felicidad por el nacimiento de su hijo Andrzej en 1954.

En sus emblemáticas pinturas de doble cara, verso y reverso invitan al espectador a jugar con la dialéctica propuesta por un artista que tuvo que nadar entre las aguas del totalitarismo y la libertad creadora. Su vida fue breve, pero su obra da para muchas lecturas y visiones. La generosidad de Wróblewski encuentra eco, sesenta años después, en esta exposición montada por el Museo Reina Sofía y el Museo de Arte Moderno de Cracovia, con la colaboración del Instituto Polaco de Cultura y la Fundación que cuida su legado en Polonia. ¡No te la pierdas!

La exposición está abierta todos los días, de 10 a 18:00, y la entrada es gratuita. Además, todos los domingos a las 12:30, el Museo Reina Sofía organiza visitas comentadas, también gratuitas, sin que sea necesaria inscripción previa.

Foto: Ignacio Bazarra

© RETIROMANÍA by BdR comunicación