Nace la Asociación de Amigos de los Jardines del Buen Retiro (AAJBR)

El Retiro cumple este año 150 años como Parque de Madrid. Un motivo de celebración que ha sido el desencadenante de la constitución de la Asociación de Amigos de los Jardines del Buen Retiro (AAJBR). La asociación se presentará en público el próximo lunes 19 de marzo a las 19:00 en Casa de Vacas, en pleno corazón del parque, y en presencia de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Puedes inscribirte rellenando este formulario y desde la Asociación se pondrán en contacto contigo.

La Asociación nace con el ánimo de contribuir a la difusión de la riqueza patrimonial, medioambiental y artística del Retiro y promover su protección y buen uso. El Retiro fue declarado Jardín Artístico, de especial protección, en 1935, y aspira a ser declarado próximamente Patrimonio Mundial por la UNESCO en una candidatura conjunta con el Prado como paisaje de las artes y las ciencias.

Esta candidatura pretende proteger y visibilizar en todo el mundo uno de los ejes patrimoniales, museísticos, científicos y medioambientales más ricos de Europa, un paisaje cultural que abarca desde el Parque del Buen Retiro al Jardín Botánico, el Museo del Prado, el Real Observatorio Astronómico, la Real Academia Española de la Lengua, el Palacio de Correos (Ayuntamiento), la Puerta de Alcalá, la iglesia de los Jerónimos y otros museos situados en el área como el Reina Sofía, el de Artes Decorativas, el Naval y el Antropológico.

La Asociación, presidida por el ingeniero forestal Javier de la Puente, ha sido fundada por vecinos y vecinas del parque y de todo Madrid. Entre sus promotores hay escritores, historiadores, periodistas, ingenieros, editores y naturalistas.

“El Retiro es un tesoro y un patrimonio de todos los madrileños. Es el auténtico corazón verde de Madrid, un oasis en medio del asfalto. Tenemos que conocerlo mejor y cuidarlo tanto para nosotros como para las siguientes generaciones”, asegura el presidente, Javier de la Puente.

Entre las prioridades de la Asociación está la organización de actos, visitas y publicaciones que ayuden a que los madrileños y los visitantes de nuestra ciudad conozcan mejor el parque. La AAJBR busca contribuir a la solución a los problemas que arrastra el Retiro desde hace décadas, como el estado del Telégrafo Óptico y de la Montaña Artificial, y a la necesaria regeneración del arbolado contemplada en el Plan Director del parque.

La Casita del Pescador en el Retiro

La Casita del Pescador, en el Reservado del Retiro. Foto: Alberto di Lolli.

El Retiro cuenta con más de 19.000 árboles. Es uno de los parques urbanos con mayor densidad y riqueza arbórea de Europa. Abundan los castaños de Indias y los plátanos de sombra, así como las palmeras, pero también hay numerosas acacias, cipreses y árboles del amor, hasta un total de 163 especies. Y reinando sobre todos ellos, el Ahuehuete del Parterre, el árbol más antiguo de Madrid, que se cree que fue traído de México en 1633.

El Buen Retiro se inauguró el 5 de diciembre de 1633, en pleno Siglo de Oro, por iniciativa del conde duque de Olivares, que pretendía dar a Felipe IV, el Rey Planeta, un palacio y unos jardines que mostraran al mundo el poder del mayor imperio sobre la tierra. La residencia oficial de los Austrias era el Alcázar.

Como rey mecenas y amante de las artes, Felipe IV convirtió el Buen Retiro en un espacio de creación artística y de recreo para la Corte. Así, se construyeron varias ermitas, se diseñaron canales navegables para que la Corte pudiera desplazarse en góndola por todo el recinto y el Estanque Grande se convirtió en escenario de naumaquias (recreación de batallas navales) y representaciones teatrales.

Tras la Guerra de la Independencia, que dejó el parque y el palacio seriamente dañados, el Retiro vivió en el siglo XIX una nueva época de esplendor, con la terminación del Real Observatorio Astronómico, de Juan de Villanueva, y la construcción del Palacio de Cristal, el Monumento a Alfonso XII, la Casita del Pescador, el Paseo de Coches (sobre los antiguos canales navegables) o el Ángel Caído.

En 1868, tras la Revolución Gloriosa, el parque pasó definitivamente de la Corona al Ayuntamiento de Madrid. El decreto de cesión del Estado “al pueblo de Madrid“ fue firmado el 6 de noviembre de 1868 por el entonces ministro de Hacienda, Laureano Figuerola, y siendo alcalde de Madrid Nicolás María Rivero.

Texto: Ignacio Bazarra

Foto interior: Alberto di Lolli

Foto portada: Ignacio Bazarra

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© RETIROMANÍA by BdR comunicación